Ayuntamiento de Elburgo - Burgeluko Udala

RUDA

“La ruda, planta de brujas: “La ruda, herba d’aventura” (la ruda, hierba de aventura)”


Está presente en muchas casas o huertas porque su aroma fuerte aleja los insectos de los cultivos. Muchas civilizaciones antiguas han usado y hasta adorado los poderes de la ruda. Los romanos la cultivaban y llevaban consigo cuando debían visitar un prisionero, ya que se decía que curaba el mal de ojo. Los chinos la usaban para contrarrestar los malos pensamientos. Los magos celtas decían que la ruda era una defensa contra los hechizos, además de usarla para sanar enfermos. Tuvo un carácter sagrado para los hebreos, egipcios y caldeos, quiénes afirmaban que la ruda era un don de sus dioses. En América, la ruda era usada por las comunidades aborígenes para hacer hechizos de amor y aseguraban que luego de poner una rama a la luz de la luna y entragarla al amado, se podría conquistar su corazón para siempre.

Los usos “mágicos” de la ruda

Si te interesan los hechizos y quieres atraer lo bueno a tu hogar, trabajo o familia, puedes aprovechar las bondades de esta planta para:

• Proteger: es una de las virtudes más difundidas de la ruda, preserva de la envidia y crea un campo protector a quién la planta o posee.

• Atraer lo positivo: Sirve para que las personas correctas lleguen a nuestra vida, sea amor, pareja o hasta un buen trabajo.

• Curar: Es benéfica para tratar diferentes enfermedades y dolencias como ya se ha explicado en este artículo.

• Atenuar la negatividad: Si estás viviendo en un ambiente rodeado de malas noticias y “vibras”, necesitas un poco de ruda para absorber lo negativo que perturba el hogar.


Más de Las plantas aromáticas y medicinales del Biolortu