Ayuntamiento de Elburgo - Burgeluko Udala

Información General


logo facebook logo twitter

La localidad de Añua se halla a 564 m de altitud. Destaca la restaurada iglesia románica de la Natividad (s.XIII) con piedra de sillería, muy frecuentada por peregrinos y peregrinas; a ella se accede atravesando un puente románico de un ojo.

La planta es de una nave con dos tramos que se completa con la cabecera, compuesta de presbiterio y ábside. En la zona septentrional está la capilla y la sacristía, espacios hoy comunicados. En el lado sur está el pórtico de acceso y la torre. De gran belleza es su ábside de cuatro ochavos y ventanales del s.XIII, observándose en ellos una transición del románico al gótico, a lo que se suma un curioso repertorio de canes románicos y ventanales también de arcos apuntados. Los motivos decorativos son variados: vegetales, animales, humanos, monasterios y fantásticos, lo que enriquece sobremanera la arquitetura.

El resto del cuerpo del templo se levanta en el renacimiento (Sabih), construyéndose el tramo central, doble que el del coro, y éste último en la zona de los pies, ambos tienen bóvedas notorias y sus muros presentan unas pinturas de grisalla con vírgenes, apóstoles y santos que tienen un aspecto realista. La portada es del s.XV y la capilla de Otazu-Gebara (o de San Sebastián) es del s.XVI, mientras que el antiguo espacio para la sacristía es del s.XVII, la torre se realizó en los ss.XVI y XVIII. El interior de la cabecera conservan restos de pinturas medievales que han quedado al descubierto tras la restauración: al trasladarse el retablo mayor a la capilla lateral. También son de interés la pila bautismal, las claves, varias imágenes sueltas y los retablos. El retablo mayor pertenece al primer barroco del s.XVII y en sus calles se ubican las imágenes de los santos Juanes nanqueando el sagrario (cuerpo infenor); San Joaquín, la Virgen (titular del templo en el centro) y San José (segundo cuerpo), y de Santo Domingo, el Calvario y San Francisco (cuerpo superior). Los retablos colaterales, hoy a los pies de la iglesia, también pertenecen al s.XVII pero su factura entronca con la plañid del barroco y están dedicados a la Virgen del Rosario y a Sta. Catalina. Por último, una obra interesante del s.XVI es el tríptico de San Sebastián (actualmente en el exterior de la capilla donde estaba antes, al introducirse en ella el retablo mayor). Este mueble contiene una buena talla de San Sebastián y en las portezuelas cuatro pinturas relacionadas con el santo.

En el pueblo hay varias casonas de interés arquitectónico, algunas en estilo mural tradicional y otras blasonadas del s.XVI. También existe un molino.


Más de Añua